Restauración

Antes Despues2Dada la importancia que tiene preservar nuestra cultura y tradiciones, nuestra empresa se encuentra totalmente comprometida con proteger y salvaguardar nuestro patrimonio por lo que ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de rehabilitar sus instalaciones para que se mantengan siempre como el día que fueron creadas. Eliminamos cualquier tipo de residuo generado por el paso del tiempo de la manera más artesanal posible, intentando no alterar en modo alguno la pieza original.
En el caso de que nos encontremos con una campana que, con el paso del tiempo o el golpeo del badajo, se encuentre rajada, fisurada o rota, o, simplemente, le falta alguna pieza, ofrecemos un servicio de soldado de la misma que garantiza la recuperación de la forma, decoración u ornamentación y sonido original, colaborando así en la conservación del patrimonio histórico.

Los intentos de recuperar -con una u otra técnica- los sonidos de una campana rota, se remontan mucho tiempo atrás en la historia. El éxito de estos intentos fue mas bien fortuito, y los que no lo fueron, tuvieron como fin la refundicion de la campana para convertir el material en campanas nuevas. Así muchas campanas históricas y de gran valor, tanto desdel el punto de vista técnico en cuanto a su proceso de fundición como desdel el punto de vista de la sonoridad, se perdieron. La fundición supuso también la desaparición de campanas de alto valor histórico y documental. Además, muchas de esas campanas valiosas se perdieron durante las guerras, para ser convertidas en proyectiles y cañones. Hoy las campnas están considerados como objetos patrimonio de la comunidad, con valores musicales, históricos y artísticos, por lo que su conservación debería ser prioritaria para las instituciones que las custodian y las cuidan, por eso deben estudiarse todas las posibilidades de restauración. Las campanas rotas o rajadas pueden ser restauradas soldando las grietas y colocando las nuevas coronas. También se puede reforzar rellenando los huecos producidos por el desgaste del golpe de badajo con bronce para evitar nuevas grietas.                                                     

                                                 Soldadura2         Soldadura1      

¿Por qué se rompe una campana?, contestar de una manera precisa es muy complicado, ya que la experiencia nos confirma que cada una de las roturas es diferente, pero por lo general se prodría decir que las mas comunes son:

-Defectos de badajo y de yugo. Golpes de badajo irregulares, por yugos descompensados o badajos excesivos. Mecanización de campanas que estab fijas (y tenían por tanto badajos de tamaño mayor). Golpes de badajo irregulares por motores mal regulados o técnicamente mal construidos. Ángulos demasiado altos de balanceo, volteos y balanceos excesivamente largos.
-Los puntos, excavados con el paso de los años y debilitados en el punto de golpeo de la campanan, forman el inicio a partir del cual la grieta se puede desarrollar.La campana es un cuerpo fundido en el que las grietas se pueden propagar con el paso del tiempo. Los golpes contínuos no solo desgastan los puntos de golpe, sino también deforman en frio la campana, produciendo un cambio en la estructura molecular. Así nacen tensiones en la campana, el metal está mas sensible a los golpes lo que aumenta el riesgo de grietas. Para evaluar si la campana objeto de desgaste está en estado crítico se toma como referencia el pefil mas ancho de la campana teniendo en cuenta que el punto de rebaje no haya decrecido en un 10% del total.

Modos de reparación de las campanas:
a) Soldar las grietas, coronas y brazos de corona
b) Soldar errores de fundición
c) Soldar nuevas badajeras
d) Soldar los huecos causados tanto por los martillos exteriores tanto mecanicos como electromecanicos como por errores de fundición y asas desgastadas de la corona
e) Soldar las coronas desgastadas, a menudo debido a un mal funcionamiento de la campana y del yugo (las tuercas aflojadas producen desgastes por fricción de la corona)
Restauración: soldar bronce en los puntos de golpe, causado por desgaste por los golpes de badajo.

Soldadura, el método: en primer lugar se comienza rebajando el bronce alrededor de la grieta haciéndolo en forma de “V” sobre la anchura completa del perfil de la campana, ya que normalmente las grietas son mas extensas por el interior de la campana que lo que se ve por la cara interna o externa. Existen casos donde la grieta solo penetra hasta 2/3 del perfil de la campaana, de modo que la campana sigue conservando parte de su sonoridad.
Antes de poder soldar la camana hay que ponerla en un horno, calentarla muy lentamente hasta la temperatura requerida, aproximadamente este proceso puede durar unas 40 horas dependiendo del peso de la camapana y de la aleación de bronce que lleve. Durante la soldadura la temperatura debe mantenerse lo mas exacta posible. El calentamiento desigual de la campana con sus espesores de perfil diferentes podría destruir al campana por roturas de tensión, además el calentamiento no controlado puede llevar a la pérdida parcial o definitiva del sonido, por la pérdida por evaporación del estaño. Una vez todo está a punto se suelda una aleación de bronce similar al que la campana original tiene mediante el método de “soldadura autógena”, que crea una unión muy homogenea. Una vez soldada la campana, debe enfriarse lenta y uniformemente, este proceso necesita aún mas tiempo que el calentado.

Sistema Chronos

Otro de los grandes avances que ofrecemos es la restauración de relojes mecánicos, poniendo a punto cualquiera de los elementos que se hayan deteriorado o desaparecido a lo largo del tiempo. Además de esto, contamos con una tecnología de automatización –sistema CHRONOS– con la posibilidad de instalarse en su antiguo reloj para que éste funcione como el primer día, actuando sobre el péndulo mediante un campo magnético que controla el posible desfase horario que pueda tener el reloj, respetando además, todos los movimientos y características que éste tuviera en su origen. Este sistema nos permite un funcionamiento totalmente autónomo, una puesta en hora perfecta, así como un rebobinaje de pesas automático gracias a los motores flux y la estación sincronizadora mediante sistema GPS que componen la instalación.

               Chronos1   Chronos   Chronos3